Temas

Trabajar no es ir a la oficina

15/11/2019 · Varios

Gracias a internet y a un cambio de mentalidad, ya no asociamos el trabajo con ir a la oficina. La capacidad de trabajar a distancia ha fomentado un nuevo escenario, el dónde ya no es importante, lo es el cómo. En este nuevo contexto, el trabajo ya no se entiende como un intercambio de tiempo, sino como un intercambio de valor,  no es necesario estar allí donde esté el cliente potencial, es una realidad y hoy en día existen empresas que están levantando negocios desde entornos rurales, emprendedores que huyen del estrés y el ruido que genera la urbe, eso no implica que la persona no se desplace a la ciudad para llevar a cabo una reunión o encuentro con el equipo de trabajo, clientes… etc., una tendencia que cada día fomenta más la demanda de los servicios que ofrecen los Centro de Negocios.

Este tipo de trabajos presentan algunas ventajas interesantes:

·         La libertad de horarios. Tú te organizas el tiempo como mejor te interese. Puedes ir al gimnasio por la mañana, recoger a los niños en el cole o ir al súper cuando está medio vacío.

·         Eres tu propio jefe. Aún cuando trabajes por cuenta ajena, tienes mucho margen para definir los tiempos, las prioridades y la forma en que haces el trabajo. Una vez que te acostumbras a esto, volver a tener jefe cuesta mucho.

·         Movilidad geográfica. El nomadismo digital es una realidad en auge y, aunque requiere disciplina por tu parte, es posible vivir llevando la oficina en la mochila.

·         Evitas desplazamientos. Ahorras el tiempo y dinero que antes gastabas en ir a la oficina, y el estrés del atasco o el agobio del transporte público en hora punta.

·         Conciliación. Te permite cuidar a tus hijos y familiares enfermos o dependientes. O simplemente hacer mucha más vida en casa, algo que puede ser complicado si estás fuera diez horas al día.

·         Inserción laboral. El trabajo desde casa es una gran opción para personas con problemas de movilidad o determinadas enfermedades que complican el trabajo presencial.

En este mundo cada vez más digitalizado, nunca ha existido un mejor momento para trabajar desde casa. Los trabajos en remoto son la solución ideal para aquellas personas que valoran la libertad por encima de todo, necesitan quedarse en casa por cuestiones de salud o conciliación.

¡Compártelo!